Hablar con uno Mismo

0
358

Hola a todo el universo pesero. Me alegra enormemente, otra vez, estar acá escribiendo otro post, esta vez, le vengo a contar una historia personal, que, aunque sea personal, a más de uno le habrá pasado.

 

Nuestro hermoso juego, como ya sabemos todos, cuenta con la sensacional LIGA MASTER, donde podemos agarrar cualquier equipo, o hasta inventar uno, llevarlo a la gloria o hundirlo, el resto ya todos lo saben.

 

Cuando comencé mis andanzas con este modo, sin saberlo jugar, escogía Real Madrid, Inter, Milan, etc. Ganaba todo y me encantaba. Ya no tenía rival a vencer, y así muchos años hasta llegar al 2016, cuando por primera vez me animé a elegir un equipo denominado de los “no grandes”; Godoy Cruz de Argentina.

 

PES2Lo tomé con un plantel casi desmembrado, y sin vida. Hice algunas incorporaciones, y en mi primera temporada, logré salir campeón del torneo local. Pasando a mi segunda temporada, clasificado a Copa Libertadores. Al parecer, todo venía como lo había pensado, conseguí resultados positivos, pero fueron más los resultados malos los que predominaban mi liga master.

 

Las competiciones iban avanzando y a la mitad de temporada, me encontré con un equipo sin alma, como el que agarré cuando llegué. Por suerte, alcancé semifinales de Copa Libertadores, donde un Boca Juniors, totalmente armado en la ida me clavó 5 veces, y yo ningún gol. Entonces dije; “voy a grabar la partida antes de jugar el encuentro de vuelta. Lo pongo en fácil, y listo, le hago 6 goles o más.” De la bronca que tenía, lo hice. Pero a mitad del partido, puse pausa y me sinceré conmigo mismo. Sentí que eso estaba mal y no era parte de mi esencia pesera.

 

Después de años, ganando todo con equipos poderosos, me costaba entender lo que era morder el polvo. Entonces, salí de la partida, volví a entrar y jugué en dificultad leyenda, como estuvo siempre. Y bueno, efectivamente, quedé afuera de la Copa y del torneo. Todo esto me dejó la enseñanza que es lindo ganar, ganar y  ganar en un juego. Pero bueno, el PES no es solo un juego, es un simulador de fútbol, y como tal, me hizo ver que un equipo humilde no puede ganar todo en 1, 2, 3 temporadas, o tal vez, jamás. Así es el fútbol… Así es nuestro amado PES. Gracias, hasta la próxima.

Compartir
Artículo anteriorFácil Entrar, Difícil Mantenerse
Artículo siguientePES Cultura
Tengo 28 años y desde los 11 que juego al pes. tengo una hija de 8 años que me observa jugar y se rie cuando ve mis caras de vicio jaja ella sigue mis pasos de gamer. Trabajo con mi viejo haciendo plomeria, tambien hago videos para mi canal de youtube y en tiempos libres juego al futbol con amigos y bueno al pes tambien... a veces terminamos mal pero es la ley del juego jaja. abrazo grande y buen dia para todos.