Novedades

EL PUB - Competir. Enseñanzas de Liverpool vs Barcelona y los eSports

NYINHO

Profesional
Moderador
Editor
Colaborador
Registrado
28 Julio 2016
Mensajes
987
Ubicación
Entre Ejipto y Arjelia
WES
12.231
Gemas
0
20190425195318_1.jpg


Parte I

Lo que fue y nunca germinó

Cada año entrego una review del juego en curso tras haber arrancado secretos del código de programación y comenzar a ganar copiosamente tanto en línea, como vs COM. Con el soporte de haber destinado entre 400 y 500 horas de juego, escribía un reporte con críticas constructivas pensando en cómo lucir determinados aspectos en posteriores entregas. PES 2019 me hizo la gran trolleada de modificar detalles mínimos pero palpables en jugabilidad y reacciones de la COM, de manera que tras el DLC 4.00, mi análisis se había ido al traste. Por tanto, nunca la publiqué.

Capturapeshoras.PNG


A estas alturas ya habría cosechado 800 horas de juego, pero... Calma, mi querido Grunt reventador. Esas 646 horas reflejan mi tiempo en myClub. En la secundaria donde juego offline llevo 250 horas acumuladas. En otras palabras, la jugabilidad de este PES, es la que más he disfrutado. Lamentablemente tras las últimas actualizaciones había caído en un bache terrible donde perdí creatividad, olvidé cómo ganar y peor aún, dejé de competir siendo fiel a mi estilo.

El cómo estoy saliendo del bache, conlleva disciplina y observar unos detalles que mencionaré posteriormente.

Parte II

La protesta de algunas multitudes

Si eres un jugador añejo de Winning y Pro Evolution, recordarás que algo mágico en la impronta de la saga se debía a que podías anotar de formas diversas dependiendo del rival: en ocasiones eran las jugadas de pizarrón en pelota parada, forzar los mano a mano, hacer jugadas en espacio corto, el tiro de media/larga distancia o tirar el centro al área. Lo que practicabas contra la COM, podías emplearlo en aquellas retas contra los amigos en offline (benditos los años dosmiles).

En años recientes quizá hayas sentido que en alguna entrega se haya valorizado un poco más el triangulazo o las paredes, el chetocentro, el triangulazo volador, los pikachetos, etc. Probablemente seas de aquellos que considere que hay algún comando o función roto en alguno de estos juegos de la generación reciente; y que es un factor que en uno que otro año, te ha fregado la experiencia.

20190506224600_1.jpg


Pero, ¿cómo es que los Profesionales encuentran la manera de imponer su estilo a pesar de los cambios jugables en cada entrega? ¿Por qué hay usuarios que juegan en Imbatible y están muy contentos con el juego mientras tú ves cómo la IA de la máquina parece endemoniada en Leyenda?

Aún en periodos donde la queja colectiva continúa succionando multiversos, allí está uno de los detalles que me síguen enamorando de Pro Evolution Soccer: el partido que vas a disputar, no es simplemente un juego, es un compromiso que debes preparar & encarar con la misma seriedad que un equipo serio prepara su match del fin de semana. Qué formación, qué ajustes tácticos, cómo subsanar en el once titular a un indiscutible con flecha baja, cómo contrarrestar los puntos fuertes del rival.

20190503031839_1.jpg


Habrá unos más obsesivos que otros con esos temas. Sin embargo, es saludable experimentar de vez en cuando.

Parte III

Aquí no hay scripting

Por más que exista la dependencia de lo que hagan desarrolladores, diseñadores, programadores; afortunadamente esto es fútbol. Hay partidos donde se corre más riesgo que meter la mano a un estanque con pirañas durmientes, podemos sentirnos abrumados por alguna suerte de handicap, de perfección de la COM, de ayuditas arbitrales al rival, agotamiento de jugadores en los minutos finales... Por suerte no estamos padeciendo de un burdo scripting donde están decretados los pormenores y desenlace del encuentro.

Lo primero que podemos hacer es controlar diferentes configuraciones para aplicarlas según sea el caso. Si juegas únicamente en standard y los resultados no se dan, puedes elegir otros caminos con tal de potenciar tu estilo. He utilizado configuraciones manuales, manual + avanzadas, standard con 0 ayudas, normal con defensas automatizadas. Regularmente es más difícil jugar así, aunque, por otro lado ejercen un as psicológico que transforma el curso de partido. Compites contra una COM casi perfecta que está telegrafiando tu timing constantemente, vas contra rivales que pueden tirar un resultado por exceso de confianza.

20190426131743_1.jpg


Hoy está en boga hablar de Liverpool y de Klopp. Dieron vuelta a un 0-3 en la (sic) "Liga de Campiones". Pero no es un marcador tan adverso cuando eres el rey de la presión alta, cuando en tu sistema puede marcar goles cualquiera y cuando superas en estatura + velocidad a tus contrincantes. El rival es parsimonioso, necesita del balón, su equipo es un tanto viejo. Si los ahogas en la salida, vas a desconectar sus cables. Si encima, tienes talento en tus filas, a medida que avance el minutero, lo pasarán peor.

No olvidemos que en estas finales regionales de PES League Asia, vimos una remontada de locura.


En PES he recibido derrotas dolorosas ante rivales de juego rústico y poco técnico porque fueron efectivos anulándome en la salida. Mi error fue el de no aplicar la misma dosis al adversario, creyendo que sólo con toques iba a ablandarlos y conseguir los espacios. Por insistir en salir tocando y por olvidar la existencia del botón cuadrado, me gané una merecida goleada.

En la vida, siempre existen esos locos que no van por la ruta convencional. Son los que cambian la historia. Nos muestran que hay caminos mejores o que pueden alterar algo para hacerlo asequible a los demás. Quizás no todos estemos destinados a competir con Arsenal. Podemos ser Udinese o el Nantes que da la sorpresa. Podemos ser ese Liverpool que da vuelta al Barcelona.

En Pro Evolution Soccer cada año libramos nuestro propio torneo. Algunos ya alcanzaron sus metas personales. Otros estamos librando apenas nuestras mayores batallas. Si has dejado pendientes, no los dejes en el baúl. Vamos a competir, que la victoria está destinada para los valientes que se atreven a levantarse tras cada tropiezo.

La Parte IV llegará en la próxima entrega.
 

Adjuntos

Arriba